lunes, 23 de marzo de 2015

Nos hemos visto muchas veces influenciados por creencias populares, como el caso de "Quién bien te quiere te hará sufrir" ó escuchar a gente justificar actitudes poco amorosas a la voz de "Eso es por que le gustas mucho y no sabe como decirlo" ...Estas creencias que claramente no elegimos pero que están instaladas en gran parte de la sociedad que nos vió crecer, terminan siendo talladas a fuego en nuestro subconsciente,  alimentando comportamientos retrógrados o ideas distorsionadas de nosotros mismos y de la realidad que nos toca vivir. A medida que crecemos nuestra vida se ve guiada por esas creencias que fueron formando nuestro carácter y se empiezan a manifestar escenarios en los que son ellas las diseñadoras de nuestras circunstancias. Y hablando de creencias limitantes, no es de extrañar que nuestra vida se vaya llenando de sufrimiento. Cuando nos toca vivir situaciones de maltrato psicológico,  el veneno es muy lento y va haciendo su efecto de manera silenciosa hasta dejarnos desprovistos de poder. Como si nos dijera...ahora que te das cuenta de lo que pasa...ya te he despojado de recursos para librarte de este mal. Claro está que de todo se sale y aunque es difícil asumir que hay un maltrato psicológico. ..cuando llegas a ese punto tienes mucho por lo que luchar...aunque te creas invalidad@ para hacerlo. Esto no es sólo un problema de mujeres....hay muchos hombres que también sufren maltrato y en el caso de ellos es más difícil que lo reconozcan por el rol que tienen en la sociedad, tienen por añadido al problema, el plus de su arquetipo masculino. Lo que debemos desechar en apoyo a una relación más sana y a la idea que tenemos de estas, son esas peligrosas creencias acerca del amor, creencias alimentadas en el auto engaño y en el victimismo, que alejan la posibilidad de vivir relaciones sanas y conscientes basadas en el respeto, la responsabilidad y el amor.SIGUE⤵⤵⤵



http://ift.tt/1B8z4OJ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada